Ombra mai tu

árbol

Nunca la sombra de un árbol
fue más bella
que tu sombra.
Más que la de la parra,
más que la de la higuera
de mi patio,
más que el roble
más que el sauce,
más que el pino,
la magnolia,
o el castaño.
Qué grande era tu sombra
entrando por mi puerta,
durmiendo en mi cama,
comiendo en mi mesa,
besando mis labios,
buceando entre mis piernas.
Qué amable fue tu sombra,
por ser guía,
por maestra.
Amo tu hermosa sombra
que iluminó poco a poco
la salida de emergencia
de nuestro amor
y nuestra paciencia.
Sombra de un barco
la tuya,
buscando un oasis
de sol
a través de la tormenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s