Tetas

la teta y la magaYa no soy una escritora porque hace años que no escribo. Al menos no escribo nada que se pueda mover, comercializar… Es como si contigo, una vez que llegaste, además de faltarme el tiempo, me sobraran los sentidos, porque al sentir tanto contigo y a través de ti me siento absurda ante una hoja en blanco cuando intento ponerte en palabras… Quisiera escribirte a ti, y quisiera escribir otras cosas, pero me siento extraña y concisa por dentro, esquemáticamente estática en un punto donde la literatura y el adorno no existen. Estoy parada en mitad de mí misma, en un punto donde sólo cabe ir hacia adelante… Endavant… Endavant…

Pasan los tiempos de tetas y nos vamos a dejar para empezar a acariciarnos de otras formas y desde otros ángulos. Intento convencerte pero estás absolutamente enamorada de estas pobres que ya casi no dan más. Creo que no hay nada que te guste tanto, pero te sentirás muy libre cuando dejes de pensar en ellas… Si no estuviera tan convencida no invertiría tanto en nuestras negociaciones en la penumbra del cuarto, de madrugada, cuando te intento dar a entender, y tú entiendes, que ya no se puede más, que no puede ser todo el tiempo, que te respeto en todo, pero que creo un poquito exagerado ese afán tuyo por devorarme dos años después… No es porque seas grande, ni pequeña, ni esas tonterías que te contará la gente cuando vamos al mercado. Es que estoy cansada y a ti te gusta demasiado. Sólo eso. Y por eso negociamos, y tú lloras al principio, pero luego entiendes que me duele un poco y entonces, animal hermoso, mi cachorro hambriento, te das la vuelta en la cama intentando encontrar una postura que te permita dormir sin ellas…gracias… A veces te sale bien y a veces te sale mal, y cuando te sale mal te acuerdas de las tetas, siempre las tetas, y entonces las pides a gritos, en plural y en singular, despiertas al vecindario porque tú pides poco, pero cuando pides te escuchan en toda la ciudad, y me despiertas a mí, y vuelta a empezar de nuevo.

Porque te entiendo, y porque lo siento. Porque te entiendo, porque lo siento y porque lo deseo. Por todos estos porqués nos vamos a decir adiós. Ya está construido el pasado grabado en mí como con fuego, lo más hermoso de mi vida, lo más erótico y sensual, tus ojos mirándome desde abajo y tu mano acariciando mi cuello, mi escote, como en un punto perdido, tú acurrucada en mí, yo acurrucada en ti, felizmente extraviadas en nuestro tiempo y nuestro espacio, haciéndonos una bolita alrededor de la grande, la sublime,la TETA.

Anuncios

2 comentarios en “Tetas

  1. Totalmente identificada… Yo también estoy en ese proceso… sobretodo por la noche… Y tus palabras podrían ser las mías y las de cualquier mujer de las que damos la teta con total convencimiento y con todo nuestro amor. Gracias por ponerle palabras a nuestros sentimientos… Unas palabras tan hermosas como el proceso que vivimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s