Bar Galicia – El polígamo industrial

Chica de unos 35 años:

… Y al final tendremos que comprar otro coche porque a mi marido la empresa lo ha trasladado al quinto pino, allí donde el polígamo industrial, que le queda tan lejos…”

Qué quieres que te diga, deberías estar contenta de que el polígamo te quede bien lejos. Yo tuve la suerte de casarme con un argentino que trabajaba lejos también, subido en un andamio, que en paz descanse. El pobrecito mío murió, no se cayó del andamio, se cayó del ego tan grande que tenía y de la hostia que se pegó no sobrevivió. Por si eso fuera poco, no se murió solo, tuve que desconectarle de la máquina de oxígeno porque no quería irse por sí mismo. Pero era un santo, que dios lo tenga en su gloria, nunca me dio un problema, nunca un disgusto. No como otros, porque yo me he encontrado de todo en la vida, adúlteros, vividores y sinvergënzas, pero polígamos no me ha quedado ninguno cerca, toco madera. Por eso te digo que el polígamo, aunque sea industrial, cuanto más lejos te quede, hija, mejor.

Anuncios

2 comentarios en “Bar Galicia – El polígamo industrial

  1. genial! he tenido q pasar por más q un polígamo industrial en mi trabajo y cada vez q conduzco en mi coche de lujo por uno, volveré a pensar en tu anécdota y me hará reír, cosa buena cuando estés en estas zonas peligrosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s