MUJER VACÍO

mujer vacío
He aquí una mujer
intentando ser ella misma,
agarrándose al clavo
ardiendo de la verdad,
deslizándose en el pozo
profundo de la consciencia,
huyendo de la manada
de lobos hambrientos
que se comen a las niñas
que no supieron,
quisieron,
pudieron
crecer.
He aquí una mujer agarrada
al hierro metafísico
que la mantiene colgada
de la nada
por miedo a caer a un fondo
impreciso,
severo y
desconocido.
He aquí una mujer
que cierra los ojos,
abre sus manos,
confía en su corazón
y salta al abismo.
*
Imagen de autor/a desconocido/a
Anuncios

Mantra fascista

42885002_10215205622807698_3257097429698215936_n

Que se quede en su país,
dice la señora gorda
con plantillas especiales
en los pies
para aguantar los tacones.
Que no se juegue la vida,
dice la universitaria
que vive a costa de papi
sacudiendo las Adidas
porque una piedra (maldita)
le hace daño en los talones.
Que respete las fronteras,
dice el tipo de bigote
apurando el carajillo
y rascándose el tobillo,
la barriga y los cojones.
Que se vayan a su tierra
y no nos manchen la nuestra
de sangre, babas y sal.
Que no nos toquen el pan.
Que se pierdan
Que se mueran.
Que se pudran.
Que se ahoguen.

Lo que te dijo tu madre

WhatsApp Image 2018-11-27 at 10.41.51 PM

Eres lo que te dijo tu madre.
Si tu madre sufría por amor
tú creerás que el amor
es sufrimiento.
Si tu madre te dijo
que el amor era dolor
buscarás un amor que duela.
Si tu madre aguantaba por amor
aguantarás a cambio
de una migajas de afecto.
Cierra los ojos.
Descansa.
Quizás ella no sabía
que el amor no duele
ni atormenta
ni se recoge del suelo
como cuando barres
los pelos del perro.
Quizás ella quería volar
y se quedó en tierra,
quizás buscando ternura
encontró duelo.
Cierra los ojos,
abraza a tu madre
y vive tu propio amor
arropada en su consuelo.

*Fotografía: Vanessa Miralles

 

 

Abundancia

río (2).jpeg
Al lado de
la casa
donde vivo
en el bosque,
tras las lluvias
las antiguas
rieras
invadieron el destino
que les corresponde.
Por derecho
natural
se hicieron
con su camino
después de la tormenta.
Eso mismo hace
la vida
conmigo.
Contigo.
Agita,
seca,
remueve,
alimenta
y te obliga
a ocupar
tu sitio.

Maga

_MG_3625
Hoy te quisiera escribir
el poema más bello
del mundo
pero estoy muda,
Maga.
Busqué las palabras
durante toda la noche
para escribirte una nana,
algo que te sirva,
que te garantice que serás feliz,
que no te faltará la luz,
que extenderás con grandeza tus
alas.
Once es un gran número
para la inspiración,
y aquí me tienes,
absorta, en silencio,
callada ante el ser
increíble que encarnas.
Te espera otra vuelta al sol,
ve a por ella, Maga,
como tú sabes hacer
en tu mundo sonriente,
brillante,
repleto de soles, caballos
y hadas.
Ve a por la vida
como tú eres,
valiente, decidida,
honesta, salvaje,
prudente, voraz,
intensa, sincera,
amable y empática.
Relámete de vida,
y vívela entera,
porque es sólo tuya.
mi querida musa,
mi precioso espejo,
sencillamente Maga.
*
Fotografía de Vanessa Miralles.